¿Tu perro está “depre”?

Los perros pueden sufrir, al igual que los humanos, de depresión. Pero, ¿por qué les ocurre?,¿cuál es la solución?

image

Generalmente,los cambios en el entorno son una de las principales causas Los cambios repentinos son los que contribuyen en mayor medida a esta situación, por ejemplo la llegada de otro perro o un bebé al hogar, una mudanza, un cambio en cambio de ciudad, la pérdida de un miembro del hogar, la vivencia de una situación estresante como el enfrentamiento con otro perro, o incluso los cambios en el clima…etc.Sin embargo, la depresión también puede estar relacionada con las decisiones de los amos respecto a la vida sus mascotas, como por ejemplo no fomentar la socialización con otros canes, no incentivar el ejercicio o sobre-protegerlos. Estas conductas, que evidencian la falta de un buen guía, suelen derivar en enfermedades mentales que pueden traducirse en depresión o mal comportamiento.

Igual que pasa con las personas, los perros suelen dar indicios de la depresión. Sin embargo, los síntomas no siempre son fáciles de identificar y pueden confundirse con cansancio o aburrimiento.Entre las conductas que permiten identificar el problema se pueden mencionar: Falta de interacción con otros perros e inactividad: Ya sea en el hogar o en la calle. Normalmente,los perros deprimidos dejan de socializar con otros perros y se apartan sin hacer caso a las peticiones de estos para jugar. Esto suele asociarse con otro síntoma que es el de la inactividad, dado que los perros en este estado suelen demostrar falta de interés por realizar actividades como correr o salir a caminar. Además, puede notarse que desarrollan movimientos más lentos de lo habitual.
Con respecto a la comida pueden desde dejar de comer hasta hacerlo excesivamente sin control.
Por lo general los peludos en esta situación duermen más. Sin embargo, también están aquellos se muestran más inquietos, lo que les impide poder dormir.
Un perro “depre” tiende a apegarse excesivamente al amo o esconderse durante  horas. En casos extremos, pueden incluso autolesionarse golpeandose contra cosas,paredes…y hasta llegar a automutilarse o dejar de comer.
Si observamos estos comportamientos es vital llevarlo al veterinario y si el diagnóstico apunta a depresión, identificar las causas de esa situación y solucionar el conflicto que haya fomentado la depresión: Si la causa del trastorno es por ejemplo, una mudanza , lo mejor es dedicar algún momento del día para sacar al perro fuera de la casa, lo que ayuda a su estimulación mental y mantenerlo ejercitado y ocupado, por lo que una buena estrategia es acompañarlo en su juego o actividad favorita. Además de dedicarle tiempo, se pueden usar juguetes interactivos para cuando no haya nadie en casa, que les permita entretenerse por su cuenta. Cuando la depresión se presenta por la pérdida de un compañero canino, lo ideal es llevarlo constantemente al parque para que socialice con otros perros o incorporar una nueva mascota en el hogar, puedes adoptar en Protectora de Roquetas,ANUA,etc…lo que debe hacerse con cuidado, dado que si el perro se siente desplazado esto puede ser contraproducente.
Al igual que en las personas que padecen esta enfermedad, se pueden suministrar fármacos si el veterinario así lo estima,pero….siempre aconsejamos agotar todas las posibilidades citadas con anterioridad.
De lo que si que estamos convencidos es de que con cariño,dedicación y mucho amor….cualquier peludete sale de la “depre”.

Publicado desde WordPress

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s